Declaración de independencia: Yo solo

Ahora que lo pienso, creo que nunca llegué a contaros sobre mi preocupación por el retraso del peque al comenzar a hablar. Con dos años y medio seguía sin unir dos palabras y lo cierto es que me agobiaba. Mucho. A todos nos toca escuchar (incluso decir) en algún momento eso de que los ritmos de los niños son flexibles, que cada uno lleva el suyo. Yo me lo repetía constantemente, pero cuando el que no lo sigue es tu hijo no aplicas esa regla de igual forma… Al final acabas casi convencida de que algo va realmente mal.

Pero todo eso pasó (como pasó el que no anduviese, el que no tuviese dientes…) y si en agosto estaba terriblemente preocupada, hoy os digo que no solo es capaz de mantener una conversación fluida (vale, a veces solo le entiendo yo) y repetir palabras escatológicas (es lo que más le gusta) sino que ha empezado a manifestar verbalmente que no me necesita. ¡Peor aún! ¡Que no quiere necesitarme!

Si, si, tal como lees. El “yo solo” ha llegado a casa:

– “Me hago pis!” –Allá que va mamá corriendo a bajarle el pantalón y ponerle en posición- “Yo solo” (con mirada de “ya te vale mami”).

“Vamos a la bañera” -De nuevo mamá va a desnudar a su pequeño y a meterlo en la bañera- “Yo solo” (se repite la mirada…). Y yo me quedo ahí, perpleja, como una simple observadora mientras él se quita su ropa y la echa al cesto de la ropa sucia.

¿Nos quitamos el abrigo?“, “Yo solo“, mirada… mamá observa, el niño se quita su cremallera. “¿Te ayudo con el polo?”, “Yo solo”, mirada… casi se arranca los botones, pero no hay forma de que me deje ayudarle. Y así con todas nuestras rutinas diarias.

A menudo, el adulto es un obstáculo más que una ayuda para el desarrollo del niño”. María Montessori, Manual práctico del método Montessori.

En definitiva, sus 3 años han venido acompañados de una declaración de independencia, que si bien es cierto al principio me gustaba (¡por fin un pequeño respiro!), cada vez lo hace menos. Ese “yo solo” no son dos simple palabras, miento, son dos simples palabras pero tienen tanto detrás… Esconden su ilusión, su entusiasmo, su perseverancia, su confianza, su autoestima. Esconden un punto de inflexión. Esconden una nueva etapa en la que debemos estar a la altura. Acompañarle, dejarle que lo haga, que se equivoque. Tiempo, paciencia. Esconde un choque con la realidad: mi indefenso bebé va saliendo del marsupio. Mi niño se hace mayor…

firma-2


2 thoughts on “Declaración de independencia: Yo solo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s