A ti, querida amiga

Hoy te escribo a ti, querida amiga. A la que por fin sus sueños se hacen realidad. Te escribo porque quiero compartir tu felicidad, pero también quiero pedirte que vivas estos meses con la intensidad que se merecen. Pues pasarán, y vuestra unión no volverá a ser la misma. Eres una privilegiada y sí, que yo sé que las hormonas son una locura, que el calor se lleva muy mal, que las noches sin encontrar la postura hacen mella, que cuando se pone en modo acróbata parece no tener respeto por tus costillas, ¿y esto es un privilegio? Me preguntarás. Créeme que sí.

Y por eso, quiero pedirte que disfrutes de tu espera, de tus kilos de más, del inminente cambio que sufrirán tus pechos. Quiero pedirte que disfrutes de tus caderas, de tus piernas hinchadas, de tus tobillos gorditos. Porque todo eso se olvida cuando en cada ecografía escuchas su latido fuerte, alto, rápido. Quiero pedirte que te olvides de las tallas. Que te cuides, que comas bien, que no fumes, pero sobre todo que disfrutes de tu nuevo cuerpo, porque él solito sin apenas darte cuenta está creando vida. Está creando el amor de tu vida, ¿no es maravilloso?

¡Qué 9 meses más largos!, ¿verdad, amiga? Hoy quiero pedirte que olvides tus miedos. Todo está bien, todo va a ir bien. Serás capaz de aguantar el dolor, serás capaz de ayudarle a salir de su mundo hecho a medida. Sé que podrás consolarlo cuando te necesite, y que conseguirás vivir momentos de amor inmenso mientras él se alimenta de tí (o contigo).

Estoy convencida de que serás una madre excepcional, serás su mejor mamá del mundo. Y créeme amiga, que cuando corra a tus brazos, cuando se duerma en tu pecho, cuando te susurre al oído, cuando te plante un beso baboso… entonces tus estrías, tu pecho algo más caído, tu figura menos estilizada serán tu mayor orgullo.

Por último, no quiero mentirte. Tu pequeño sueño te traerá días malos, noches en vela, dolores de espalda, pondrá a prueba tu aguante y también tu matrimonio. Ya no seréis dos, ya no iréis a vuestro ritmo, porque habéis dado vida a una personita a medias y eso requiere esfuerzo, comprensión, altas dosis de paciencia… Pero eso amiga, sé que también lo haréis con la admirable unión a la que nos tenéis acostumbrados.

superhero.png

 


5 thoughts on “A ti, querida amiga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s