Recetas para niños. Tomate frito casero

La semana pasada me pedía una mamá algunas ideas de recetas para su peque. Está empezando con la introducción de sólidos y supongo que como a todos nos pasa al principio, no salimos de lo de siempre. Así que muy dispuesta yo, le dije que publicaría recetas de platos que le hacemos en casa a Bru, pero… aquí viene la noticia, soy pésima en la cocina, y de hecho muchas veces me lamento de mi pobre hijo, con lo que le gusta comer ¡qué mal cocina su madre!

Así que como solución se me ha ocurrido lo siguiente, ¡a ver qué os parece! Supongo que todos tenéis algún plato estrella que le hacéis a vuestros hijos, quizá os apetezca compartirlo con otros padres que anden algo perdidos 🙂 . ¿Cómo? ¡Muy fácil! Solo tenéis que enviarme vuestra receta a blogmapetitepuce@gmail.com y yo me encargo de publicarla. ¿Qué debe incluir?

Pues los ingredientes, pasos a seguir con sus tiempos y alguna foto si fuese posible. Además necesitaré que me digáis si queréis aparecer como papis anónimos o con vuestros datos 😉 .

Para romper el hielo lo hago yo con este mini truqi de cocina. El tomate frito. A Bru le encanta la pasta o el arroz con tomate frito, y también lo usamos para las empanadillas o pizzas caseras, así que nuestro truco maestro es hacer nosotros mismos el tomate frito y congelarlo en porciones individuales. Sin duda, es mucho más sano que el tomate de bote ¡y además es facilísimo!

¿Qué necesitamos?

  • 5 ó 6 tomates pelados y troceados, dependiendo del tamaño y de la cantidad que queráis hacer.
  • 1 pimiento, que puede ser rojo o verde.
  • 1 diente de ajo.
  • 50 mL aprox. de aceite de oliva.
  • Una pizca de sal.

Ingredientes.jpg

Como veis, ya que va triturado le metemos también un pimiento, así tiene más verdura 😉 También podéis incluir cebolla, por ejemplo.

Nosotros lo hacemos en la Thermomix porque como luego lo trituramos ahí, ahorramos cacharros. Pero podéis freirlo igualmente en una sartén.

El tiempo que necesita es aproximadamente unos 20-30 minutos. 

Frito.jpg

Puede ocurrir que una vez frito el tomate haya soltado demasiada agua (como me pasó a mí). Lo arreglamos pasándolo por un colador, trituras solo la parte de la pulpa y el jugo que sobra lo pones en un cazo a evaporar. Después añades el puré de tomate y queda mucho más espeso 😉 (al final manché más cacharros de la cuenta, jaja).

Triturado.jpg

Por último se guardan en envases individuales, ¡y al congelador! Ya tenéis lista una salsa muy rica y muy sana para los platos preferidos de vuestros peques.

Envase.jpg

¿Os animáis a probarlo?


3 thoughts on “Recetas para niños. Tomate frito casero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s