¡Cuánto me has enseñado!

A veces me sorprendo a mí misma pensando en la siguiente etapa que nos toca vivir. Cuando era solo un bebé quería que se moviera, cuando sonreía quería que balbuceara, después que gateara, cuando ya lo hacía suspiraba por que anduviese, y ahora por que hable. Ya me lo imagino en el cole, y me emociona pensar que llegará de forma inminente, y entonces paro y pienso: “¡cuánto hemos crecido!, ¿no te he disfrutado lo suficiente?”. Suele pasar que nos adelantamos a sus progresos, y que en lugar de disfrutar de ellos aspiramos siempre a más.

Pero hoy me quiero parar. Parar a pensar y valorar todo lo que he aprendido de este pequeño gigante. Y es que, aunque parezca mentira, ¡no sabéis cuánto me ha enseñado!

Viñedo.pngCon solo 2 años, me ha enseñado a mirar. La primera vez que le ví, me di cuenta que hasta entonces había tenido los ojos cerrados. Había estado mirando a mi alrededor por y para mí. Ahora, mis ojos ven más allá. Le veo a él. Veo a través de él.

Me ha enseñado a oler, cuando lo pusieron sobre mi pecho con ese olor a vida. Me enseñó a tocar, cuando su manita tocó la mía.

Me ha enseñado a escuchar, y a entender ese idioma de duende que balbucea. He descubierto palabras, ¡que no sabía que existían!

Me ha enseñado a disfrutar, y es que no recuerdo haber sido tan feliz observando hormigas. Tirados en el césped, los dos, siguiendo el camino al hormiguero como si de algo realmente extraordinario se tratase. A emocionarme por encontrar un escarabajo, a estar nerviosa porque mientras permanezco escondida, unos pequeños pasos se acercan murmurando “¿aquí? ¡noo!”.

Me ha enseñado a reir, pues no recuerdo una risa tan sincera como la suya. A cantar y bailar, ¡hacía tiempo que no me marcaba unas coreografías tan molonas! He saltado por primera vez a su lado, ¡y ha sido alucinante levantar los dos pies a la vez!

Me ha enseñado a dormir, a su manera, porque a media noche nos necesitamos, aunque cada vez él me necesita menos. A despertar, escuchando mamá a grito pelao, o con un beso y un salto en la cama.

Me ha enseñado a abrazar, nunca unos brazos tan pequeños me habían agarrado tan fuerte. Con él he aprendido que un beso con la nariz es algo especial. Y que pueden curar heridas y quitar el dolor, ¿es magia?

Me ha enseñado a tener miedo, cuando los primeros días le veía llorar y nada le calmaba, cuando a los dos meses se puso malito, cuando alguna vez le he visto tristón. Cuando pienso que algún día no necesitará de mí tanto como ahora.

Me ha enseñado que del aburrimiento salen los mejores descubrimientos, y que jugar con él es más importante que hacer la cama o recoger la mesa. Me ha enseñado a pintar, porque con los dedos es más divertido que con un lápiz.

Me ha enseñado a querer más a mi familia, ¡qué cierto es, que para educar a un niño hace falta la tribu entera!

Me ha enseñado a querer más a su papá, porque esta faceta suya no la conocía. No conocía su mirada cuando ve a su hijo, no conocía su risa cuando él le hace reír, no le había visto jugar en el suelo, ni tirarse por un tobogán disfrutando más que un niño.

Me ha enseñado a querer, a querer como madre, y es el amor más sano que conozco. No hay reproches, no se espera nada, no hay celos. En realidad, no hay nada más que amor.

Me ha enseñado a ser feliz, porque pase lo que pase en el mundo, ellos están conmigo. Y desde hace 2 años no necesito nada más.

¡Feliz miércoles!

 

 


6 thoughts on “¡Cuánto me has enseñado!

  1. Jo, ¡Rocío! Es muy bonito y profundo todo lo que dices. Y es maravilloso que seas consciente de cada detalle que la vida te regala. Saber saborear es la verdadera sabiduría. Me encanta tu blog, mapetitepuce.

    Me gusta

  2. Rocío, que maravillosa maternidad consciente la tuya. Normalmente, las reflexiones que haces llegan con el paso de los años, cuando los hijos ya son mayores y vuelves la vista atrás y piensas lo rápido que ha pasado todo. Qué suerte tiene tu niño. Y qué afortunada eres por ver y sentir las cosas a tiempo. Enhorabuena. Un beso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s